El rol de los docentes es fundamental para el aprendizaje de las habilidades blandas y duras de los estudiantes. Es importante que los alumnos sepan la definición del concepto de equipo y el por qué de la importancia del trabajo colectivo; el cual fundamental para lograr un aprendizaje eficaz. Todo esto solo se logrará mediante las iniciativas impulsadas por los docentes para realizar trabajos colectivos donde participen todos los alumnos.


Un equipo de trabajo no solo significa compartir un mismo espacio, sino que compartir los mismos ideales para conseguir objetivos  en común. Trabajar en equipo también supone que ambas partes sepan sus propias fortalezas y debilidades para luego, saber cuál será la mejor forma de trabajo y así conseguir las metas deseadas. Por ende, la importancia del docente se hace vital en este proceso, ya que será él quien proyecte a sus estudiantes la importancia y los beneficios del “trabajo en equipo” y cómo la cooperación con el prójimo es fundamental para lograrlo.

Cada estudiante posee capacidades individuales que lo hacen destacar y, en combinación con sus compañeros, pueden potenciarse y conseguir resultados positivos que beneficie al grupo como una totalidad. Por lo tanto, es aquí donde la importancia de realizar y evaluar trabajos en colectivo y no de forma individual se hace necesaria. Pero, ¿cuáles son los principales pasos para que los docentes logren un trabajo colectivo con sus alumnos?

Normas para la dinámica en equipo que los profesores deberían realizar:

a) Enseñar a trabajar a los alumnos juntos: mostrarles conductas y ejemplos que los capaciten para la cooperación.

b) Asignar tareas a cada miembro del grupo y enseñar cómo cada uno puede ayudar al otro con sus habilidades personales.

c) Hacer un seguimiento a las actividades del grupo y hacer sugerencias cuando sea necesario.

d) Controlar la composición del grupo, para evitar situaciones de incompatibilidad.

e) Seleccionar el tópico y las tareas para el grupo.

f) Fomentar la conversación durante las actividades que realiza el equipo.

g) Disponer la organización del aula de manera que permita la proximidad entre los alumnos, pero también el trabajo.

Para el cumplimientos de los objetivos de un grupo de trabajo, es importante que los estudiantes sepan muy bien cuáles son sus roles, compromisos y responsabilidades. Es por eso la importancia de un trabajo colectivo para la formación de las habilidades blandas (aptitudes, rasgos de la personalidad, valores).

Los estudiantes podrán madurar y preocuparse en la toma de decisiones y en sus acciones, ya que influirá tanto positivamente como negativamente en su grupo de trabajo. No se debe poner tanto énfasis en las habilidades duras (conocimientos académicos adquiridos sobre temas específicos) como lo hacían los profesores antiguamente. Este tipo de pedagogía no estimulaba el trabajo colectivo y solo le pone énfasis al individualismo. Si se quiere preparar al estudiante para su futuro profesional, se debe poner en práctica el trabajo en equipo; una de las formas más efectivas para conseguir el éxito.

De esta forma se podrá formar tanto líderes, como personas que sean capaces de trabajar en grupo constructivamente, consiguiendo resultados exitosos que beneficie directamente a cada uno de ellos y a su lugar de trabajo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *