La indecisión, duda o el desconocimiento de saber lo que puede pasar en un futuro, es propiamente la naturaleza de la incertidumbre.

Es por ello, que para un estudiante o joven que está en el punto más importante de su vida, al escoger la carrera que definirá gran parte su futuro, puede generarle estados de ansiedad, depresión o estrés; especialmente si desconoce los mecanismos más óptimos que le permitirán afrontar con éxito cualquier situación que lo obligue a salir de su zona de confort o sea totalmente impredecible.

Es por ello que en Psicometrix mencionaremos tres habilidades fundamentales para que el estudiante sea capaz de sobrellevar los constantes cambios de la era tecnológica y las nuevas exigencias sociales, considerados como los factores más influyentes en la incertidumbre para la toma de decisiones.

 

1. Inteligencia Emocional

 

El estado emocional, autorregulación, autoconciencia, empatía y automotivación, juegan un rol básico en el éxito que se pueda tener al momento de tomar decisiones.

Por lo que pensar con astucia, controlando el nivel de influencia de cualquier tipo de emoción, tanto positiva como negativa, hace posible la inteligencia emocional.

Para que exista una inteligencia emocional debe prevalecer el equilibrio entre la inteligencia inter e intrapersonal, así como ser capaz de poder adaptarse al salir de su zona de confort.

• Inteligencia interpersonal: Hace referencia a la socialización, empatía y organización de su entorno social.
Inteligencia intrapersonal: Entendida como toda la inteligencia que permite al individuo trabajar de forma independiente, siendo capaz de demostrar el pleno autoconocimiento de su personalidad.

 

2. Empuje

 

Cualquier situación compleja que requiera de tenacidad, es entendida como un reto, por lo que el empuje participa activamente dentro del proceso.

Si la inteligencia emocional es baja y su empuje es bajo igualmente, el estudiante se convierte en un potencial desertor, ya que psicológicamente no cuenta con esa fortaleza emocional para manejar cada situación que lo obligue a salir de su zona de confort de forma adecuada.

 

3. Autonomía para la toma de decisiones

 

La familia, los amigos y el entorno juegan un rol fundamental durante la vida del individuo, especialmente al momento de tomar decisiones.

Sin embargo, cuando el estudiante es capaz de mantener al margen la influencia de su entorno, está asumiendo una autonomía personal.

 

Entre los principales cuestionamientos que debe realizarse el estudiante al momento de tomar una decisión, se ubican:

• ¿Dónde me informé?
• ¿Quiénes influyeron en la decisión?
• ¿Quién me hizo decidir?
• ¿Tengo otras buenas alternativas?
• ¿En qué me basé para tomar la decisión?

 

Partiendo de estos cuestionamientos, le permitirá analizar de forma objetiva si realmente la decisión que está tomando es la más óptima.

Es claro que con estas habilidades, el estudiante tendrá una percepción más positiva y realista de la vida, a pesar de la incertidumbre del día a día.

Por tanto, tomar una decisión fundamentada con estos pilares, asegura una mayor probabilidad de éxito y satisfacción.

 

Te recomendamos seguir leyendo:

• Una nueva forma de tomar decisiones con Psicometrix

 

¿Te gustó este post? Te invitamos a nuestra Fan Page Psicometrix, en donde podrás estar al día de las últimas noticias, tips y consejos que tenemos preparados para ti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *