El año escolar 2020-2021 ha sido un reto en todos los sentidos. La pandemia nos ha afectado y dejado marcados de diferentes maneras, una de sus consecuencias más significativas ha sido en la salud mental y emocional de la población.

El encierro, el aislamiento social o el miedo constante pudieron haber dejado estragos en muchos de nosotros, pero uno de los grupos más afectados fue el de los adolescentes, que se encuentran en una etapa donde la interacción social es fundamental para descubrir quiénes son, forjar su personalidad, fortalecer sus afectos y sentido de pertenencia.

En Psicometrix contamos con datos que nos permiten ver que uno de los ámbitos más afectados en los jóvenes ha sido su autoestima, es por eso que queremos aprovechar este espacio para compartirte nuestros hallazgos y proponer algunas acciones para aplicar en el aula.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es un concepto con el que estamos bien familiarizados, sin embargo, sirve recordar que se refiere a esa valoración que realizamos de nosotros mismos, de nuestras características físicas, mentales y espirituales que nos componen como persona.

La autoestima es inherente a todos los seres humanos y no es estática, es decir que ésta puede moldearse, crecer o decrecer, dependiendo de nuestro contexto y la relación que tenemos con el medio. Así que, por supuesto que una pandemia es un suceso lo suficientemente estridente como para sacudir nuestro mundo y afectar la percepción que tenemos de nosotros mismos.

Una autoestima sana es importante en tanto que favorece nuestro estado de bienestar general, que a su vez nos permite estar más motivados y afrontar de mejor manera los retos que nos presenta la vida. Las personas estimadas son más resilientes ante la crisis, y por el contrario, una baja estima propia nos hace más vulnerables. Así que en individuos que ya se encontraban pasando por un momento de baja autoestima, la crisis sanitaria pudo haber tenido un efecto mucho más importante.

¿Cómo podemos medirla?

Como ya lo hemos mencionado, la medición y cuidado de la autoestima es especialmente relevante en adolescentes pues esta es la etapa en la que desarrollan su identidad personal. Saberse únicos, talentosos y valiosos les dará la confianza que necesitan en esta etapa para tomar decisiones y sentirse motivados respecto a lo que les depara el futuro.

Aunque la autoestima no se puede medir de manera completamente objetiva, en Psicometrix contamos con herramientas que nos permiten hacer una inferencia desde la valoración que tiene el estudiante de sí mismo.

En nuestra prueba de Inteligencias Múltiples, presente en el test vocacional y pre-vocacional, el estudiante hace una autoevaluación de sus capacidades. De esta manera, un estudiante que termina con un puntaje alto, significa que existe al menos un área en la que se siente seguro y capaz. Si, por el contrario, termina con un valor bajo en todos los factores medidos, esto nos indicaría que estudiante tiene una mala percepción de sí mismo y, por lo tanto, nos podría estar alertando de una autoestima baja.

La pandemia ha afectado negativamente la autoestima de los jóvenes

Precisamente, revisando estos índices en las estadísticas obtenidas de nuestras evaluaciones, hemos encontrado que, si hacemos un comparativo en la información obtenida antes y durante la pandemia, podemos observar un crecimiento de 6 puntos porcentuales en las alertas de autoestima identificadas por nuestro sistema.

Esto nos indica que durante 2020-2021 los estudiantes evaluados han calificado peor sus propias capacidades, y esto no significa que sean menos hábiles o talentosos, sino que el concepto que tienen de sí mismos se han visto afectado negativamente por la situación de pandemia que hemos vivido.

En palabras de Emilia Bueno, fundadora de Psicometrix, esto se explica por la poca esperanza en el futuro que esta situación nos ha dejado, y la impotencia que sienten los jóvenes para afrontar estas dificultades:

“El encierro, la falta de socialización, el temor, la incertidumbre han ocasionado que los jóvenes no visualicen un futuro optimista y esperanzador. Requieren tener una buena dosis de resiliencia para poder enfrentar con fortaleza los retos que el presente les plantea”.

Fortaleciendo la autoestima en el aula

Es por eso que mantener una autoestima sana es crucial no solo para enfrentar la crisis actual, sino también para hacer frente a los nuevos desafíos que los jóvenes se irán topando en su camino a la adultez.

Aquí te dejamos algunos tips para aplicar en el aula y cuidar y fortalecer la autoestima de tus estudiantes.

  1. Establece reglas y límites claros, de esta manera el estudiante desarrollará un sentido de la responsabilidad y asumirá consecuencias cuando no cumplan con lo estipulado. De esta manera queda claro que las consecuencias recaen sobre sus actos y no sobre su persona.
  2. Ayúdalos a reconocer sus talentos, tal vez no todos sean buenos en matemáticas o ciencias naturales, pero para esto es bueno que practiquen el autoconocimiento y tengan acceso a diferentes donde se puedan sentir aptos y talentosos. Recuérdales que todos somos diferentes y que nuestras diversas aptitudes son valiosas.
  3. Realiza dinámicas donde se reconozca el valor de cada uno, puede que estudiantes con baja autoestima tengan dificultades para reconocer en qué son buenos o en qué aportan al grupo, pero seguramente los demás sí lo noten. El tener una validación por parte de sus iguales los ayudará a reconocer esas aptitudes valiosas en ellos.
  4. Escucha sus opiniones. Que tu curso sea un espacio donde todos los estudiantes puedan hacer oír su voz. Fomenta la apertura de temas y el debate respetuoso.
  5. Realiza críticas constructivas. Si al joven no le ha ido muy bien en alguna tarea o evaluación, intenta dejarle muy en claro cuál fue su error y plantéaselo no como un fracaso, sino como un área de oportunidad en la que es posible mejorar.
  6. Reconoce sus logros. Hay estudiantes que tienen dificultad en ciertos temas y representa un gran esfuerzo para ellos lograr una mejora. Así que vale la pena reconocer estos logros, por muy pequeños que sean.
  7. Ayúdales a tener una imagen corporal positiva. La adolescencia es una etapa de la vida en la que nuestros cuerpos cambian y genera una gran ansiedad pensar si vamos a seguir siendo queridos y aceptados. Recuérdale a tus alumnos que todos los cuerpos, formas y colores son válidos. Presenta en tus clases personajes influyentes que representen y pongan en alto esta diversidad.
  8. Hazles saber que no están solos, recuérdales donde están los mecanismos de apoyo en el colegio y a quién pueden acudir siempre que se sientan mal emocionalmente. Recuérdales que todos pasamos por dificultades, que es perfectamente normal sentirse mal y que lo mejor es buscar ayuda.

¿Tienes alguna otra recomendación para fortalecer la autoestima de adolescentes? Compártela con la comunidad en los comentarios.

Si quieres saber más sobre cómo medir la autoestima y otros factores emocionales de tus estudiantes, no dudes en contactarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *