Permitir a los estudiantes autoconocerse, mantenerse motivados, mejorar sus hábitos de estudios o que tengan una visión más clara de lo que quieren hacer en su vida como profesional, se puede llevar a cabo gracias a las actividades implementadas por el orientador vocacional.

Sin embargo, para materializarlo son utilizados diversos materiales formativos, que en este caso nos enfocaremos en los que son denominados como didácticos.

¿Qué es entendido como material didáctico?

Considerado igualmente como medio o auxiliar didáctico, elaborado con el fin de generar un proceso de enseñanza – aprendizaje de forma mucho más práctica tanto para el orientador y el estudiante.

Por su parte el material didáctico no necesariamente debe ser creado por el facilitador, a su vez el mismo estudiante puede implementar algún tipo de material para sus propios fines o intereses.

De acuerdo al nivel o grado de instrucción dependerá la creatividad o dificultad de los elementos utilizados para llevar a cabo el proceso de forma atractiva y efectiva.

Entre los diferentes medios conocidos se encuentran los impresos (periódicos, revistas, juegos de mesa) los audiovisuales, los digitales y los multimedia.

 

Materiales didácticos recomendados en la orientación vocacional

Su categorización se puede desarrollar de forma genérica de acuerdo al objetivo o función que tenga el material didáctico:

 

Sin embargo, de acuerdo a la edad del estudiante o del individuo, es considerado como la mejor forma de clasificar para establecer algunos materiales didácticos durante la orientación vocacional, es por ello que en Psicometrix recopilamos algunos materiales disponibles en la web, muy útiles:

 

3 a 6 años de edad: Infante

– Desarrollo lingüístico y reconocimiento de las profesiones: Un excelente material multimedia disponible en la web desarrollado por ve.tiching.com, en donde encontramos a Jugando con las palabras: Las profesiones, Descubre qué quieres ser de mayor con Pelayo y su pandilla, y adivina los oficios.

 

6 a 12 años de edad: Primaria

– Ampliar el conocimiento de los diferentes oficios: Se pueden implementar charlas informativas, videos motivacionales, e incluso dramatizaciones grupales realizadas por los mismos estudiantes para que así vayan conociendo sus propias vocaciones.

 

12 a 16 años de edad: Educación media

– Autoevaluación de la personalidad: Darle a conocer los intereses o aspectos individuales propios del estudiante es fundamental, para que así tenga una visión más clara de quién es y cuál es su inclinación de acuerdo a ciertos rasgos conductuales, por su parte lo puedes realizar a través de lo que es conocido como cuadernillo.

– Elaboración del proyecto de vida: Le permite al estudiante al igual que el punto anterior entender un poco más sobre qué le gustaría hacer, y así el orientador vocacional tomaría acciones al momento de hacerle entender qué puede realizar y cómo puede llegar a lograrlo adecuadamente.

 

Una de las grandes razones que ocasionan la deserción escolar, principalmente está atado a la falta de orientación vocacional y el poco conocimiento de las diferentes profesiones, oficios o carreras que puede escoger al momento de entrar a la universidad o estar directamente desempeñándose en el área.

Es por ello que la implementación de los diferentes materiales didácticos en el proceso de formación y enseñanza, son indispensables para así orientar adecuadamente al estudiante, y por ende que sea capaz de tomar una decisión que realmente se adecúe a lo que busca para su futuro.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *