La educación evoluciona constantemente con la nueva era digital y la conectividad 24/7. La información está a un solo click y los estudiantes ya no tienen que esperar mucho para informarse sobre los temas que son de su interés. Con esto, también se producen factores en contra para una educación exitosa y eficiente, ya que es más complejo para los educadores lograr la atención de sus estudiantes y luchar contra la errónea información que inunda en la web.


La educación está lejos de ser estática: está en constante evolución. De hecho, la actualización e innovación conforman componentes fundamentales para el desarrollo constante de las habilidades personales y académicas. Hoy en día la tendencia está cambiando y las universidad se enfocan más que nunca en las necesidades de sus estudiantes. ¿Cómo? Ofreciendo una gran cantidad de carreras que se imparten de forma online y preocupándose además de los estudiantes con perfiles digitales.

Los cambios no solo se reflejan en grandes rasgos, sino que también se pueden apreciar en la metodología que los profesores utilizan en las aulas de clase. Es aquí donde se puede observar como referente educativo a Finlandia con su metodología phenomenon learning, que ha revolucionado el contexto educativo en ese país; poniéndolo en el ojo público como objeto de admiración y estudio de las demás naciones. Pero, ¿qué es el Phenomenon Learning? Simplemente, es una metodología que elimina las asignaturas tradicionales y la planificación en la adquisición de conocimientos. Los alumnos trabajarán en proyectos, dándoles una posición activa en su aprendizaje y perfeccionándose en las habilidades y competencias que tengan individualmente. Es una metodología más personalizada y flexible.

Finlandia supo innovarse y adecuarse a las nuevas necesidades del perfil de sus estudiantes. Por lo mismo, los profesores jugaron un papel importantísimo al modificar la “forma” en cómo estaban realizando sus clases. El aprendizaje de sus alumnos se convirtió en una experiencia, dejando de lado las enseñanzas tradicionales que son más planas y rutinarias. se basa en la eliminación de las asignaturas tradicionales. En palabra más simples, el aprendizaje Finlandés está basado en clases prácticas y en el desarrollo de proyectos, eliminando así el concepto clásico de “asignaturas”.

Una experiencia colaborativa

En Finlandia, los profesores tuvieron que trabajar a la par con los estudiantes para conocer los temas de interés que les gustaría estudiar en la sala de clase. Los docentes, en conjunto a sus alumnos pasaron a tener una reunión de pauta y, discutir de esta forma, sobre las dudas e inquietudes que tenía sobre temas en específico. El aprendizaje se convirtió en un proceso dinámico y, por ende, se captó el interés real de los estudiantes.

De profesor a coach

Adiós a las horas eternas de clase, donde los profesores dictaban y solo hablaban durante horas sin que los alumnos pudieran participar. El profesor pasa a ser un coach y mentor, quien se convierte en un líder que puede escuchar y trabajar a la par con sus alumnos; opacando al sistema tradicional donde no existe un espacio para esta nueva modalidad de aprendizaje. Es por lo mismo que las tecnologías juegan un papel fundamental y complementan el aprendizaje. No es extraño que muchos profesores dejen a sus alumnos utilizar sus smartphones para determinadas actividades que influyen positivamente en su educación.

¿Lograremos tener una educación de primer nivel como la de Finlandia? Eso no lo sabemos, pero sí es importante precisar que solo ustedes, los involucrados en el proceso formativo, alumnos y docentes, serán los que determinen la eficacia de su aprendizaje. La predisposición y el empeño que le pongan tanto a la vida escolar y/o universitaria será fundamental para conseguir el éxito.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *